• booked.net
Cinque Terre

Santa Marta, 19 de noviembre de 2021

ASBAMA revela que obras de mantenimiento sobre el puente del Río Frío, generan trancones en la Troncal del Caribe y grave afectación en el sector bananero del Magdalena

 

Ante numerosas quejas de nuestros afiliados nos permitimos comunicar lo siguiente: Una preocupante afectación está sufriendo el sector bananero del departamento del Magdalena como consecuencia del retraso en las obras de construcción del puente sobre el Río Frío, en la Zona Bananera. La Asociación que agrupa a bananeros de Cesar, La Guajira y Magdalena, ASBAMA, hizo una radiografía del delicado momento por el cual están atravesando sus asociados.  

 

Toda la cadena de valor logística de la producción de la fruta que va a los mercados internacionales se está viendo perjudicada, cada día de la semana, como consecuencia de los interminables trancones que se producen en ambos sentidos de la vía que de Santa Marta conduce a Bosconia, desde que inició la obra y aún no registra una fecha de culminación.

 

Los tiempos se han incrementado, al igual que los costos del transporte, los riesgos de contaminación y maduración de la fruta, la accidentalidad vehicular, el cambio de horario en cada uno de los procesos y hasta la estabilidad laboral de este importante renglón productivo que aporta 168.781 empleos a nivel nacional, de los cuales 42.069 son directos y 126.713 indirectos. De estos, 51.821 los aporta la región Caribe (30,7%), 12.916 directos y 38.905 indirectos, con una contribución estimada de 8,66% al empleo del Magdalena. 

 

Juan Sebastián Uribe, pertenece al sector administrativo de los productores de banano de Sevilla (Magdalena), señala que el negocio depende en un 60% de la logística, la cual está presentando retrasos de cuatro horas diaria, sobre una fruta que está cortada, y como bien se sabe, se madura rápidamente. Es un negocio que depende de que los tiempos se cumplan.  

 

Nosotros nos abastecemos de materiales como el cartón, que se hace tres o cuatro veces por semana y, normalmente, esos eran viajes que llegaban a las 10:00 de la mañana para ser descargados y con estos insumos nosotros poder cumplir con lo que se nos está pidiendo diariamente. Ahora estos camiones están llegando tipo 3:30 o 4:00 de la tarde (…) no sé las autoridades, no sé la disposición que haya, no sé cuándo podamos nosotros recuperar la normalidad de nuestras fincas. Esto también es poner en riesgo toda una cantidad de cargas. Son demasiadas fincas y varias empresas comercializadoras”.

 

Eduardo Bolaños tiene 40 años de ser productor bananero, es propietario de fincas en Río Frío y Sevilla. Manifiesta que hace aproximadamente un año empezó a ver las obras de mantenimiento sobre el puente y la vía. Ha sido testigo de accidentes por la falta de conciencia ciudadana. Le preocupa el no tener una información oportuna sobre la finalización de los trabajos y que los tiempos de espera sobre la carreta se van a incrementar con los turistas que ya empiezan a llegar del interior del país, por las vacaciones.

 

Estos trancones afectan el sector bananero por la movilidad, la consecución de insumos, porque los almacenes de insumos agrícolas bananeros están en ese sector. Entonces, si las personas van, tienen que esperar indefinidamente para llevar los insumos a la finca. Esto genera un atraso importante para los operarios, porque a veces, no tienen los insumos que uno va a llevar y los días más graves son los días de corte. Los contenedores con la carga están tanto tiempo en la vía y en las trochas expuestos a contaminación de la fruta, qué es la parte más grave de este tema”. 

 

Finalmente, Rubén Darío Ramírez, gerente de un grupo de fincas productoras de banano en el Magdalena, dijo que están asumiendo todos los sobrecostos que generan los retrasos, porque el camión parado durante cuatro o cinco horas, tiene un mayor consumo de combustible y el transportador les pasa la cuenta de cobro. Entonces genera un problema de sobrecosto en el transporte, los insumos y la producción, sumado al riesgo más grave, que el puerto no les reciba la carga.  

 

Imagínese usted que la fruta sale a las 11:00 de la mañana y llega ahí a un punto muerto durante cuatro o cinco horas con ese solazo. Inmediatamente que la fruta se corta empieza su proceso de maduración, entonces, tiene que llegar rápido a un punto frío para minimizar ese proceso. Corre el riesgo de que se madure o se le forme un problema superior a la fruta y que de pronto nos la rechacen en el puerto”.



Comparte esta publicación